ALVEOPORA TIZARDI
Alveopora | Coral


  • tamaño medio 20 cm
  • dificultadMedio
Su esqueleto es muy ligero y poroso, y las colonias son masivas o ramificadas, a menudo con formas irregulares. Los septos de los coralitos están reducidos a hileras de espinas que se encuentran en el centro formando una columela.[3] Del corallum, o esqueleto de la colonia, salen los largos tallos de los pólipos, que en ocasiones superan los 30 cm, coronados por el disco oral, que está rodeado por tentáculos que recuerdan a pétalos de flores. Los tentáculos que rodean el disco oral son 12 en todas las especies. De hecho, la forma de distinguirlos de sus parientes los Goniopora, es porque el número de tentáculos de éstos siempre es 24. Los colores más frecuentes son marrón claro, verde o crema, pero los hay con tonos rosa, azul o amarillo.[4] Su distribución geográfica comprende el Indo-Pacífico, incluido el Mar Rojo y el Golfo de Adén, Mar de China, Indonesia, Filipinas, norte y este de Australia e islas del Pacífico central. Este género puede encontrarse a diferentes profundidades, en ocasiones a 100 m, pero las especies más comunes, como la A. spongiosa, se localizan normalmente entre los 20 y los 50 m.[5] Habita en diversas zonas del arrecife: laderas, fondos rocosos, e incluso en lagunas intermareales con agua túrbida, pero siempre en zonas con corrientes de intensidad baja o moderada.
Los pólipos contienen algas simbióticas; mutualistas, ambos organismos se benefician de la relación, llamadas zooxantelas. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los pólipos, y se alimentan de los catabolitos del coral, especialmente fósforo y nitrógeno.[6] Esto les cubre la mayoría de sus necesidades alimenticias, el resto lo obtienen atrapando plancton con sus tentáculos o absorbiendo materia orgánica disuelta del agua.
Alveopora se reproduce tanto sexual como asexualmente. Es un género gonocórico, cada individuo tiene sólo un sexo, por contra del hermafroditismo frecuente en otros corales. Se reproduce sexualmente emitiendo su desove tras incubar durante un periodo las larvas, que circulan en la columna de agua, antes de establecerse y convertirse en pólipos. Estos secretarán carbonato cálcico, conformando un esqueleto, o coralito, y, tras la multiplicación de los pólipos por gemación, darán forma a una nueva colonia, con un esqueleto común, o corallum, que es el conjunto de los coralitos individuales de cada pólipo de la colonia coralina.
My Coral Reef Panel v2.0